Dar inicio al día con uno de los museos más importantes del mundo y acabar echando una moneda en la fuente más famosa de Roma. El día de hoy contiene infinidad de tesoros y galerías. Entre la multitud de monumentos, veremos hoy los más importantes.

Vaticano

Ciudad del Vaticano.

Aquí dedicaremos la mañana para ver los Museos vaticanos, la Capilla Sixtina (que está dentro de los propios museos) y la famosa Basílica de San Pedro.

La Ciudad del Vaticano cubre menos de un km² de Roma, se trata de un estado soberano gobernado por el Papa y es el cuartel general administrativo de la iglesia católica romana.

¿Cómo llegar?

Está un poco alejado de las zonas donde uno se suele alojar, súbete al metro y baja en la parada  Cipro-musei Vaticani

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Los Museos Vaticanos albergan en su interior una de las mayores colecciones de arte del mundo de gran importancia para la Santa Sede. Cuadros, esculturas, arte etrusca, tapices, piezas etnológica y documentos de más de 5 siglos de antigüedad. 

Museos Vaticanos

Los museos vaticanos son los museos más visitados de toda la ciudad donde más de 6 millones de personas lo hacen cada año.

Reserva una entrada, es lo mejor que puedes hacer si no quieres esperar las interminables colas que se forman.

Pincha aquí para hacerlo desde su página oficial.

En cuanto acabes imprímela, nada más llegar lo que tienes que hacer es ir a la entrada especial para gente con reserva, ahí te pedirán el impreso de confirmación. Una vez dentro del edificio después de pasar el control de seguridad con ese mismo impreso vete a las taquillas para que te den el ticket oficial para entrar a los museos.

Una visita guiada es la mejor opción para no perder detalle.

La visita en grupo acompañado de un guía dura aproximadamente entre 2-3 horas, con este plan irás a aquellas obras de mayor importancia. Sin lugar a dudas una forma cómoda para visitar los museos de la forma más amena y sin perder mucho tiempo.

De todas formas, en caso de que quieras ir a tu ritmo existe la opción de entrada con audioguía, esta ofrece historias y explicaciones en diferentes idiomas de muchos puntos de las galerías.

La Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina está al final del recorrido, lo más impresionante de la capilla son los frescos que Miguel Ángel realizó por orden del papa Julio II. Las grandes dimensiones de estos más la complejidad de la curvatura de la bóveda los hacen aún más dignos de admirar.

Capilla Sixtina

La creación de Adán es una de las escenas más observadas y descifradas de todas las obras de Miguel Ángel

Si te digo la verdad, los frescos me dejaron impactada. He leído mucho sobre el Códice Calixtino y lo que Miguel Ángel quería expresar con sus pinturas, es curioso contrastar lo que decía mi audioguía con todo lo que me había documentado.

Mi consejo es que te informes antes para poder apreciar todas aquellas cosas que las guías no te cuentan, yo me emocionaba el ver cada detalle.

Consejos importantes para los museos Vaticanos
  • Es importante que sepas que no se admiten prendas sin mangas y/o escotadas, ni pantalones cortos, minifaldas o gorras.  
  • En la entrada hay un control de escaner, si puedes no lleves mochilas de grandes dimensiones porque no suelen dejar pasar con ellas, aún así hay guardarropas que te permitirán dejarlas de forma gratuíta.
  • Te recomiendo no visitar los museos ni antes ni después de un festivo, al estar cerrado habrá mucho más gente de lo normal.
  • Intenta evitar los lunes cuando otros museos cierran.
  • Si puedes reserva la entrada con antelación. 
  • Los museos abren a las 9:00 de la mañana. Mi entrada la tenía concertada para esta hora y no hice cola.
  • Los museos son gratuitos el último domingo del mes. Yo descartaría este día si no quieres encontrarte los museos abarrotados.
  • El carnet de estudiante proporciona la entrada a mitad de precio, acuérdate de llevarlo si lo tienes.
¿Dónde me puedes encontrar?  

Viale Vaticano, 51

Horario: 

De lunes a sábado de 9:00 a 18:00 horas (último acceso 16:00); Último domingo del mes de 9:00 a 14:00 horas (último acceso 12:30), resto de domingos cerrado; Cerrado 1 y 6 de enero, 11 de febrero, 19 de marzo, 12 y 13 de abril, 1 y 21 de mayo, 11 y 29 de junio, 15 de agosto, 8, 25 y 26 de diciembre.

Precio:

adultos, 16€ (Entrada general); Niños de 6 a 18 años y estudiantes entre 19 y 26 años, 8€; Evitando colas, entrada + 4€ (Solo bajo reserva por internet);  El último domingo de cada mes es gratuito. 

*Audioguía: 7€ (Se alquila dentro)  

¿Cómo puedes llegar?

Metro, Cipro-Musei Vaticani u Ottaviano-San Pietro, línea A (naranja); 

Reservas aquí desde la página oficial.

Basílica y cúpula de San Pedro

Rodeando los museos Vaticanos está la plaza más famosa de la Ciudad del Vaticano donde se encuentra la basílica de San Pedro. Aquí llegaremos para ver la escultura más célebre de Miguel Ángel, la Pietà.

Basílica y cúpula de San Pedro

La entrada a la basílica es gratuíta y a no ser que tengas una entrada guiada la cola la haces, el control de seguridad para entrar es máximo

Sí, exacto, existen rutas guiadas por la catedral que harán librarte de la cola, hay opción de cogerla en la propia página de los museos.

Al igual que en los museos Vaticanos no se permite la entrada con shorts, minifaldas y hombros descubiertos.

La Basílica es impresionante, es una de las catedrales más ricas del mundo y todo lo que alberga en su interior es digno de ver. 

La Pietá

Por favor párate a observar cada detalle de este tesoro, tómate tu tiempo y disfruta del arte de Miguel Ángel.

La Pietá

El artista la esculpió cuando tan solo tenía 25 años tras su llegada de Florencia. Realmente fué su primera escultura aquí en Roma y en ella se observa signos clásicos de una nueva etapa renacentista del escultor, los trazos de las telas, la muy suave expresión de María, además de la notoria del gran conocimiento de Miguel Ángel por la anatomía humana hace de esta escultura una fuente de inspiración para otros artistas y de admiración para muchos de nosotros.

Cúpula de San Pedro.

Saliendo de la basílica a la izquierda se encuentra el acceso para subir a la cúpula, aquí se hará una pequeña cola para realizar el pago para subir.

AVISO IMPORTANTE ⇒ El Vaticano no acepta tarjetas de crédito, lleva dinero en efectivo.

Hay dos opciones, subir andando con un total de 551 escalones o bien de forma combinada, ascensor + 320 escalones.

Subir a la cúpula hará que disfrutes de la vista más famosa de toda la ciudad de Roma.

¿Dónde me puedes encontrar?

 Piazza San Pietro. Ciudad del Vaticano.

Horario:

Desde octubre hasta marzo, de 7:00 a 18:30 h; Desde abril hasta septiembre, de 7:00 a 19:00 h.

La cúpula abre una hora después y cierra una hora antes.

Precio:

 Basílica, gratis; Cúpula a pie 551 escalones, 6€;  Ascensor + 320 escalones a pie, 8€.

¿Cómo ir?: 

Metro, Ottaviano, línea A (roja).

Castillo de Sant’angelo

Castillo de Sant'angelo

Saliendo del Vaticano iremos por la Via della Conciliazione para acercarnos al Castillo de Sant’angelo, cruza su precioso puente para poder observar desde cerca los ángeles que lo decoran.

En principio en este viaje no me dió tiempo a entrar, aún así no merece mucho la pena, las vistas no llegan a superar las de la basílica y hay salas más espectaculares en casi cualquiera museo de Roma.

Palacio de Justicia del Tribunal Supremo

De camino por las laderas del río Tiber verás este espectacular edificio para pasar al siguiente punto importante.

Palacio de Justicia del Tribunal Supremo

Plaza Navona

A esta plaza llegarás por la Via Giuseppe Zanardelli frente al palacio de justicia.

Adéntrate al arte barroco por excelencia, nada más llegar a esta plaza verás destacadas tres fuentes; la de Neptuno, la del Moro y la fuente de los cuatro ríos. Sin duda el elemento más famoso de la plaza creada por Bernini. La escultura representa a los cuatro ríos más importantes de la época; el Nilo, el Danubio, el Ganges y el de la Plata.

Muchos datos curiosos he leído sobre ella, el que más me llamó la atención fue el saber que antiguamente la plaza se inundaba de agua cada verano convirtiéndose en el Lago de la Plaza Navona recreando batallas navales para el entretenimiento de los romanos de alto cargo. ¿Te imaginas? Yo alucino solo pensarlo.

Panteón

Justo detrás de la plaza Navona está el Panteón, un increíble monumento que se levanta en la Piazza de la Rotonda. Dentro de los tops de Roma sobra decir que es de visita obligada.

Panteón

El Panteón con más de 2000 años de antigüedad es la obra antigua mejor conservada de todo Roma.

Además de fotografiar su preciosa fachada te aconsejo entrar. Es gratis y no hay que esperar colas.

En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de numerosos reyes. Así como la del conocido pintor y arquitecto renacentista Rafael. En la cúpula existe un óculo de unos unos 9 metros de diámetro que sirve de iluminación natural durante el día.

Tienes dos opciones para visitarlo

Al medio día para observar el haz de luz que se asoma por el óculo, o anocheciendo siendo otra forma de hacerlo si quieres disfrutar de una cena típica en alguna de las terrazas de la Piazza della Rotonda.  Turistas, artistas callejeros, locales y restaurantes con sus terrazas llenando la plaza hacen de la zona aún más agradable.

Fontana Di Trevi

Llegado a este punto ya se habrá hecho de noche, caminando entre calles estrechas y dejándote llevar por la intuición la Fontana di Trevi, la fuente más monumental de Roma y una de las más hermosas del mundo se plantará ante ti.

Trevi
Te recomiendo verla tanto de día como de noche. Suele estar rodeada de gente pero su belleza es tal que eclipsa todo lo que tiene a su alrededor.
La fontana está representada por Neptuno en el centro, el Dios del mar acompañado de su cuadriga, dos caballos de mar que simbolizan el estado del mar siendo uno dócil y otro más salvaje.
Fue gracioso ver como todo el mundo lanzaba una moneda al agua para garantizar su regreso a Roma. ¿Sabes que puede llegar a recaudar 3000€ en un solo día?  Alucino.

Conocer Roma andando, El Coliseo día 3.
Coliseo