Dónde comer en Marrakech. La gastronomía de Marruecos es increíble, Marrakech está lleno de restaurantes con una decoración exótica súper chula, además la mayoría tienen unas preciosas azoteas para que disfrutes de las mejores vistas a la vez que saboreas sus mejores platos.

¿Qué comer en Marrakech?

En realidad hay muchos más platos de los que te voy a nombrar, pero estos son los que no debes dejar de probar. La verdad que en mis viajes siempre me gusta ver y catar todo lo que tenga que ver con la cultura del país. 

Briouats

Los hay dulces y salados, rellenos de carne, de verduras, de frutos secos y de todo lo imaginable. Este plato se toma como entrante, aperitivo o incluso de postre, la verdad es que son deliciosos, no puedes irte de Marrakech sin probarlos, ¿Acaso no tienen una pinta que te mueres?

Couscous

De origen bereber, el couscous (hecho a base de sémola de trigo) es el plato más conocido de todo Marruecos. Se acompaña con verduras, garbanzos pollo o cordero. La forma tradicional de cocinarlo es usando un recipiente especial con perforaciones por donde se cuelan los granos. Antiguas costumbres indican que hay que comerlo los viernes y con la mano derecha, tal como lo hacen los locales. Pero bueno, nosotros podemos disfrutarlo cualquier día de la semana, con esta pinta como si es todos los días.

Tajín

El plato estrella de Marruecos lo sirven en todos lados, de verduras, carne, pescado, kefta (carne picada)…  Se trata de un estofado cocinado a fuego lento en las típicas cazuelas de barro de forma cónica. Esta tapa mantiene el calor antes y después de la cocción. ¡Está buenísimo!

Pastela

Aquí uno de mis platos favoritos, en serio, la mezcla del dulce y el salado me pierde, y este plato se lleva la palma. Está hecho de hojaldre relleno con carne, cebolla, especias, almendras, azúcar y canela. Hubo algunas que estaban demasiado aceitosas y esas no me gustaron mucho, pero si dais con una que esté bien hecha os moriréis de lo rica que está.

Ensaladas

De garbanzaos, lentejas o incluso couscous, cada cocinero le dá su toque especial. ¿No conocíais las típicas ensaladas Marroquies?  hay cientos.

Té a la menta

La verdad que en Marruecos, cualquier momento del día es bueno para beberlo, hecho a base de té verde, hierbabuena o menta y azúcar.

Para ellos, el té es un símbolo de hospitalidad y es lo primero que ofrecen a sus invitados, doy buena fe de ello y tú también lo harás. Una curiosidad; la costumbre dice que, para degustar este té hay que beber tres tazas. La primera, amarga como la vida (sin azúcar); la segunda, dulce como el amor (con azúcar); y la tercera, muy azucarada, suave como la muerte. Entre charlas el té lo acompañan con dulces hechos a base de almendras, pistachos, nueces, miel…

Restaurantes donde comer en Marrakech

Atay Café

Este restaurante lo elegí para desayunar, me pareció precioso con unas vistas increíbles a los tejados de Marrakech y a su bonita mezquita, la decoración me pareció muy molona con cojines muy coloridos, muebles exóticos y una azotea espectacular. Además todo estaba buenísimo, zumos, batidos, yogur con frutas  una sitio ideal para empezar el día ¿no creéis?

Nomad

Este restaurante ha sido uno de mis favoritos, muy bien ambientado con música, gorritos para el sol, decoración y servicio muy agradable, además tiene las vistas a mi plaza favorita de toda la medina, muy tranquila y con unos puestos preciosos llenos de color.  La cocina es típica marroquí con toques contemporáneos y modernos, con opciones vegetarianas, veganas y sin gluten. En fin que está todo riquísimo. El sitio está de moda y no me extraña porque mola mucho.

Aquí os dejo el link del restaurante por si queréis hacer alguna reserva para una ocasión especial, ver la carta o simplemente cotillear un poco más.

Puesto de Bocadillos

Por Marrakech y marruecos en general verás pequeños puestos donde te harán unos bocadillos por menos de un euro, ¡Están buenísimos! Yo  me he zampado unos cuantos y lo volvería hacer. Si vas justo de presupuesto o simplemente te aprieta el hambre a media tarde, no dudes en comprar uno. Es comida que se mueve todo el día y no suele haber problema. 

Chez Chegrouni

Si queréis comer en un restaurante con una de las mejores vistas a la plaza Jemaa El Fna este es el sitio, pero para ello tienes que tener suerte y sentarte en una de las mesas que se asoman a la misma plaza. La experiencia fue súper chula, saborear el rico tajín mientras sonaban los cantos de la mezquita a la vez que veíamos el ajetreo de la plaza más loca de todo Marrakech. La comida que ofrecen es la típica Marroquí, a mí me gustó pero hay opiniones de todo tipo.

 

Hotel restaurant Café de France

Para ver la puesta de sol es una de las azoteas que mejor vistas ofrece, aviso que se llena de gente y eso de tomar una café de forma relajada es difícil, nosotros nos tomamos un rico té justo pegados a la barandilla mientras mirábamos la puesta de sol y como la plaza Jamaa El Fna se transformaba en un abrir y cerrar de ojos. Si quieres tomar un té relajado este no es el sitio, pero sí para tener una buena vista de la plaza y a la puesta de sol. 

Cenar en los puestos de Jamaa el Fna

En cuanto se pone el sol, la plaza se llena de numerosos puestos de comida con todo tipo de platos. Nosotros pasamos a echar un ojo, los precios son baratos y la comida tenía buena pinta. De todas formas había leído malos comentarios  por gente que había cogido alguna que otra intoxicación, por una vez (raro en mí) hice caso y preferí no comer en ellos, aun así piensa que cientos de personas cenan cada día en esos puestos y  no a todos les sienta mal ¿Te imaginas?

Espero volver a Marrakech y seguir con mi investigación de restaurantes ricos por la ciudad, con tanto escribir de comida me ha entrado el hambre. Por favor probad de todo y con precaución, no vaya a ser que os tengáis que volver por empache jajaja. Qué guay es ir de viaje y saborear la rica comida del propio país de origen, lo adoro.

Lo mejor de Marrakech para organizar tu visita