Bienvenidos a un maravilloso mundo acuático de jardines flotantes, casas sobre pilotes y bonitas estupas. El lago Inle es uno de esos lugares llenos de paz donde los días transcurren en canoa, bicicleta o a pie.

Qué ver en el lago Inle

El lago Inle junto a Bagan es uno de los puntos turísticos de mayor interés en Myanmar y he de decir que los días que pasamos aquí fueron realmente increíbles, en nuestro recorrido de 6 meses por el Sudeste Asiático decidimos quedarnos unos días más para descansar y creo que fue todo un acierto.

Dónde dormir

Nyaung Shwe, es el pueblo donde alojarse para poder visitar el lago Inle. Al llegar al área del Lago todos los visitantes foráneos tenemos la obligación de pagar una tasa de 10 dólares americanos o en su defecto 13.000 kyats.

Qué hacer en Inle, 2-3 días

En Inle hay dos actividades principales. La primera es un tour en canoa y la segunda una bonita ruta en bicicleta. En caso de que quieras visitar Kakku tendrás que dedicarle 3 días.

Paseo en canoa

La actividad estrella es hacer un paseo en canoa que va desde la mañana hasta el atardecer, nosotros contratamos la excursión directamente desde el hotel. Nos salió aproximadamente por unos 20000 MMK por persona con canoa privada. La mayoría de hoteles ofrecen esta excursión, si no fuera así, solo tenéis que acercaros hasta los muelles de Main Thauk o Nyaungshwe y negociar el precio para todo un día.

Todas las excursiones ofrecen las paradas en Inthein y sus bonitas pagodas, el monasterio de Nga Phe Kyaung, los jardines flotantes del lago, los mercados locales y los talleres de artesanía donde perdura el arte de tejer, trabajar el hierro y elaborar joyas.

Estas últimas paradas en realidad están pensadas para el turista y la venta de sus productos. Yo aconsejo que si no queréis parar lo habléis antes con vuestro barquero y decirle los puntos de vuestro máximo interés. De todas formas la compra no es obligatoria.

Ver sus famosos pescadores

Existe una parada a primera hora de la mañana que es la de ver a los pescadores y su forma tan curiosa que tienen de hacerlo.

Nosotros decidimos no hacer esta parada, en realidad vimos que todo estaba preparado para el turista y poder sacar la foto de turno. Una gran manada de barcas estaban abalanzadas sobre ellos y me pareció de todo menos auténtico.

Nos contaba nuestro barquero que en realidad así era, el crecimiento turístico de los últimos años hizo que muchos de ellos ya no se dedicaran a la pesca tradicional sino a vivir de las propinas que el turista dejaba. De todas formas sí verás pescadores por el lago haciéndolo de manera aislada ya que no deja de ser la manera típica de hacerlo.

Inthein

Quizás este sea uno de los puntos más bonitos y místicos de toda la visita, en el pueblo de Inthein se encuentra este increíble complejo de más de 1000 estupas, su mayoría construidas en los siglos XVII y XVIII.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by haciendomillas (@curly.lara) on

Phaung Daw Oo Pagoda

Este templo es el más venerado de todo el lago y por ello el más importante.

En su interior verás cinco estatuas de Buda, que de tanto pan de oro que le han pegado parecen a día de hoy cinco bolitas.

Existe un día conocido como el «festival de las Pagodas» donde los budas son transportados por una gigantesca barca en forma de pájaro por los distintos pueblos de la zona. En el año 1960 ese barco se hundió con los cinco budas que transportaba, cuatro de ellos fueron rescatados pero el quinto no llegó aparecer, cuando ya lo dieron por perdido, en su regreso vieron que ese mismo Buda se encontraba en el mismo templo de donde salió.

Desde ese día el quinto buda nunca más volvió a salir y solo sacan las otras cuatro estatuas de Buda.

Nga Phe Kyaung Monastery

Construido sobre unos pilones encima del lago, se encuentra este monasterio conocido como el del «gato saltarín», ya que hace unos años los monjes los entrenaban para hacerlos saltar.

El monasterios es totalmente de madera y realmente grande. Tiene unos 200 años de antigüedad y lo más interesante es la colección de budas de madera en estilo nepalí, inwa, bagan o shan.

Jardines flotantes

Un claro ejemplo del ingenio del hombre para adaptarse al medio.

Los jardines flotantes, en realidad son cultivos que entrelazan diversas capas de hierbas y tierra anclados al fondo del lago, unos tres metros, con largos palos de bambú. Aunque parezca asombroso, dependiendo de la temporada, se siembran tomates, pepinos, calabazas o legumbres. Claro que para recogerlos en vez de ir con una carretilla tienen que ir con una barca.

Monasterio Shwe Yan Pyay

Un monasterio no muy concurrido por el turista que se encuentra en el mismo pueblo de Nyaung Shwe.

Este monasterio es del siglo XIX, está hecho en madera de teca en la que destacan sus grandes ventanas ovaladas. En su parte posterior o patio, las paredes están decoradas con mosaicos y un gran número de nichos con pequeñas estatuas de Buda, todas ellas construidas con donaciones en las que aparece el nombre de la persona que la aportó.

Alquilar una bicicleta para disfrutar de sus alrededores.

Todas las paradas te las he enlazado a google maps para que puedas marcarlas y así hacerte una idea de la ruta, poder ver los km que hay de un lugar a otro y poder organizar mejor tu loop.

Saliendo del pueblo de Nyaungshwe a primera hora de la mañana puedes tomar la carretera que te llevará por la costa este del lago hasta una pagoda tranquila y solitaria para acabar dándote un baño en las famosas aguas termales cercanas a Kaung Taing. Se trata de un spa con una entrada de 12.000 kyats (7,5€).

A 3 km de las hot spring está el pueblo Kaung Daing conocido por la fabricación de tofu donde puedes visitar el Tofu palace un local que ofrece visitas guiadas por las casas del pueblo donde puedes ver como lo fabrican además de ver y probar otros tipos de snacks. La visita es gratuita pero te piden que al menos des una donación.

Esta ruta comprende hasta la mitad del lago, si quisieras seguir la ruta tendrás que cruzar desde su embarcadero, el mismo hombre que te ha hecho de guía por el pueblo de Kaung Daing te ofrecerá una barca para hacerlo.

Al otro lado del lago, en lo alto de una colina, está el Maing Thauk o Forest Monastery. para llegar hasta él tendrás que pedalear unos 2,5km más por una ruta algo empinada. Si quieres puedes dejar la bici en la entrada y pagar un taxi o vehículo privado para subir. Allí mismo te lo ofrecerán.

La última parada es en el Red Mountain Estate Vineyards & Winery una bodega donde puedes disfrutar de una cata de 4 vinos por 5.000 kyats (3,1€) con vistas al atardecer en una de sus terrazas. En cuanto a sus vinos no son muy buenos.

Kakku

Para poder visitar el complejo de Kakku tendrás que quedarte en Inle al menos 3 días ya que necesitarás de un día para su visita.

Kakku

Kakku es como un inmenso bosque de estupas budistas ubicado en la tierra de los Pa-O, el segundo grupo étnico más grande del estado de Shan. Se calcula que son más de 2500 las estupas las que se amontonan en un recinto de aproximadamente un kilómetro cuadrado.

Se encuentra a 75 km de Nyaung Shwe y se tarda unas tres horas en llegar, para hacerlo podrás contratar un taxi desde tu hotel.